HISTORIA DE LA TRIGONOMETRÍA (Parte I)

EPISTEMOLOGÍA

TRI: Tres
GONO: Ángulo
METRÍA: Medida
 
La trigonometría es por tanto la que se encarga de calcular los elementos de los triángulos. Para esto se dedica a estudiar las relaciones entre los ángulos y los lados de los triángulos
 
Con un origen epistemológico griego, fue a finales del siglo XVI y comienzos del XVII cuando se aplicó por primera vez el nombre de “trigonometría” a esta parte de la matemática. El nombre aparecía en el título de una exposición por Bartholomaeus Pitiscus (1561-1613) que se publicó por primera vez en el año 1595 como suplemento a un libro sobre “esféricas”.
 
TRIGONOMETRÍA EN EGIPTO
 
La trigonometría, al igual que cualquier otra rama de la matemática, no fue el resultado de la labor de un solo hombre ni de una sola nación. Ya los antiguos egipcios y babilonios conocían y habían utilizado propiedades o teoremas relativos a las razones entre los lados de triángulos semejantes, sin formularlos de una manera explícita, naturalmente. Dado que no nos encontramos con ningún concepto de medida de ángulos en el mundo prehelénico, tales estudios y consideraciones podrían quizás llamarse “trilaterometría” o medida de los polígonos de tres lados, mejor que trigonometría o medida de las distintas partes de un triángulo.
 
La mayoría de los problemas de geometría que aparecen en los papiros hacen referencia a fórmulas de medición necesarias para evaluar el área de figuras planas y de ciertos volúmenes.
 
Los geómetras egipcios parecen estar en condiciones de comprender la semejanza y la proporcionalidad. En el siglo III a.C. dos figuras similares, aunque de dimensiones diferentes, fueron dibujadas en las paredes de la habitación donde se encuentra la tumba de Seti I.
 
El problema 56 del Papiro Rhind presenta un interés especial porque contiene lo que podríamos llamar unos rudimentos de trigonometría y de una teoría de triángulos semejantes. En la construcción de las pirámides un problema esencial era el de mantener una pendiente uniforme en cada cara y la misma en las cuatro, y puede hacer sido este problema el que llevó a los egipcios a introducir un concepto equivalente al de la cotangente de un ángulo. En la tecnología moderna se acostumbra medir la pendiente de una línea recta por medio de la razón entre “la subida” y “el avance”; en Egipto, en cambio, se solía utilizar la inversa de esta razón, denominándola por la palabra “seqt” y que significa la separación horizontal de un recta oblicua del eje vertical por unidad de variación en la altura. Así pues, el seqt correspondía, salvo en lo que se refiere a las unidades de medida, al “desplome” que hoy usan los arquitectos para medir la pendiente hacia el interior de un muro.  
 
TRIGONOMETRÍA EN BABILONIA
 
En 1936 se desenterró una colección de tablillas procedentes de Susa, a unos trescientos kilómetros al este de Babilonia, y algunas de estas tablillas de Susa, siguiendo la persistente tendencia mesopotámica a hacer listas y tablas, compara áreas y los cuadrados de los lados de los polígonos regulares de tres, cuatro, cinco, seis y siete lados. 
 
Hay división de opiniones acerca de si los babilonios estaban familiarizados o no con el concepto de semejanza de figuras, aunque parece muy probable que sí lo estuviesen. La semejanza entre todas las circunferencias parece haber sido dada por descontado en Mesopotamia, como lo fue también en Egipto, y los muchos problemas sobre triángulo que aparecen en las tablillas cuneiformes parecen sugerir un cierto concepto de semejanza. En el museo de Bagdad se conserva la tablilla en la que está dibujado un triángulo rectángulo ABC de lados a=60, b=45 y c=75, subdividido en cuatro triángulos rectángulo menores.
 
 
En la tablilla Plimpton 322es probable que esté relacionada con el problema de medir áreas de cuadrados o lados de triángulos rectángulos. 
 

Si se interpretan los números que aparecen en la segunda y tercera columna (de izquierda a derecha) como los lados a y c de un triángulo rectángulo ABC (C=90 grados), respectivamente, entonces la primera columna, indica en cada caso el cuadrado de la razón de c y b (c^2/b^2). Así pues, la columna del extremo izquierdo consiste en la tabla de valores de sec^2(A), aunque esto no suponga naturalmente que los babilonios conocieran nuestro concepto de secante de un ángulo. Por otra parte, Si sustituimos la primera coma de los números de la primera columna por un punto y coma, es evidente que los números de esta columna van disminuyendo de una manera continua de arriba abajo. Además, el primer número es muy aproximadamente sec^2(45) y el último sec^2(31) mientras que los números intermedios se aproximan a los valores de sec^2(A) para valores de A que van disminuyendo grado a grado desde 45 a 31.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s